Festival Internacional de Cine y Audiovisual Infantil y Juvenil

Los niños, adolescentes y jóvenes tienen su propio Festival de Cine y Audiovisual en Mérida, Venezuela.

Mérida, Venezuela, se viste de gala en mayo de cada año para recibir nuevas ediciones del FICAIJ (Festival Internacional de Cine y Audiovisual Infantil y Juvenil). FICAIJ es organizado por la Asociación Civil sin fines de lucro "Grupo de Artes Escénicas y Audiovisuales Expresión Ixoye" quien invita cordialmente a niños, adolescentes y jóvenes a ser los principales protagonistas haciéndose parte fundamental de este importante espacio cinematográfico y audiovisual. No obstante, también se extiende la invitación  a profesores, realizadores, productores, comunicadores, comunidades, colectivos, y a la colectividad en general que desee participar en este acontecimiento.

FICAIJ cuenta con la participación de audiovisuales cortos y largos enmarcados dentro de las categorías: “Infantil” y “Juvenil”; renglones: “Nacional” e “Internacional”; y espacios: Hecho para niños y/o adolescentes; y “Hecho por niños y/o adolescentes”. En FICAIJ hemos contado ya con la participación de diversos países entre los cuales es posible mencionar: Venezuela, España, Suiza, Cuba, México, Brasil, Chile, Argentina, Estonia, Bélgica, Estados Unidos, Sri Lanka, Francia, Suecia, Italia, Alemania, Dinamarca, Nueva Zelanda, Australia, Letonia, Finlandia, Noruega, Sudáfrica, Kenia y Reino Unido. En 2014 contaremos con la participación de nuevos países.

FICAIJ responde a la planificación anual de la Escuela de Cine y Audiovisual Infantil y Juvenil (Proyecto de la Asociación ya mencionada). En ese sentido, FICAIJ cuenta con dos programas anuales: el primero de ellos ha sido titulado "Niños y jóvenes van a FICAIJ", a través del que se posibilita a las poblaciones infantil y juvenil el acercarse a una sala de Cine, en Mérida, y otras sub-sedes, para que puedan gozar de la maravillosa experiencia que implica ser espectador de este Arte. 

Por otra parte, como se promueve desde FICAIJ: comprendiendo el Audiovisual desde una visión mucho más activa, a partir de la crítica reflexiva de eso que se ve, llevando al niño y joven al rol de un creador audiovisual, nos planteamos la realización de un segundo programa titulado: “FICAIJ va a niños y jóvenes”, por medio del cual el Festival se acercará a los más pequeños con muestras y jornadas organizadas en comunidades a nivel regional, nacional e internacional.


JUSTIFICACIÓN
El poder que ejerce la imagen sobre el proceso formativo de niños, niñas y jóvenes en edad escolar es innegable. En este sentido, el cine constituye uno de los principales medios que ejerce tal dominio abrumador sobre la población infantil y juvenil, generalmente movido por las enormes campañas publicitarias que giran en torno a las películas en cartelera. Es así como, lo que podría ser un maravilloso recurso para la enseñanza, termina convirtiéndose en un precursor del consumismo, de la homogenización del pensamiento, en un medio que subordina la imaginación y aumenta la exclusión de aquellos que son relegados por no tener acceso al film del momento. Todo ello como consecuencia de la carencia de un programa formal que favorezca la actitud crítica del espectador ante las proyecciones cinematográficas. 

No obstante, es importante destacar que aún y cuando nuestra Constitución Nacional Bolivariana en su preámbulo y Artículo 102, la Ley Orgánica de Educación en su artículo 09, la Ley de Protección al Niño y al Adolescente en el artículo 69 y el mismo Nuevo Diseño Curricular contemplan la formación de un individuo crítico; la mayor parte de las propuestas en las distintas instituciones escolares suelen omitir actividades relacionadas con la proyección de películas. Existe una tendencia generalizada a considerar este tipo de planteamientos como una pérdida de tiempo o en el peor de los casos como el espacio propicio para “liberarse de los estudiantes”, mientras permanecen absortos ante una pantalla, sin un posterior instante dedicado a la reflexión sobre el film o limitado a la pregunta ¿Les gustó la película? De esta manera, se deja el poder absoluto en manos de este importante medio de comunicación con los riesgos que ello supone, mencionados anteriormente. 

Países como: España, Argentina y Chile ya iniciaron programas orientados a emplear el recurso audiovisual en el quehacer educativo, los cuales han arrojado múltiples resultados, entre ellos el afirmar como la experiencia fílmica apropiada, está asociada al desarrollo de ambos hemisferios del cerebro humano. Las emociones, la imaginación y la aprehensión espacial ligadas al hemisferio derecho y la reflexión y la abstracción asociadas al izquierdo. Encontramos en este medio una vía para alcanzar la transversalidad, complementar conocimientos, integrar ideas y lenguajes, construir una imagen interior y la apropiación de cualquier contenido al producirse el contraste entre la historia personal y las historias imaginarias que gozan de verosimilitud al ser proyectadas en una pantalla. 

Por tanto, si las imágenes forman parte de la vida cotidiana de niños, niñas y jóvenes en edad escolar y está comprobado el poder de las mismas sobre el aprendizaje, ¿Por qué negarse al uso de este recurso audiovisual como medio de enseñanza? 

TRASCENDENCIA Y SIGNIFICADO 
Los niños, niñas y jóvenes en edad escolar como población vulnerable en proceso de formación, se convierten en presa fácil de ser manipulados por intereses de orden capitalista inmersos en gran parte de las películas comerciales, las cuales tienden a ser las más difundidas. En consecuencia, no se trata de reprimir la conmoción que éstas generan en la audiencia porque sólo se obtendría mayor apego hacia las mismas, pero si el fomentar la capacidad crítica ante lo que éstas transmiten, aunado a la posibilidad de apreciar otro tipo de cine distinto al de masas. 

Al llevar el cine al aula, se pretende trabajar además la dimensión creativa y ética del pensamiento a través de la realización de talleres y muestras audiovisuales. De modo que, la proyección y recepción intencional de películas, seguida de sus respectivos procesos de análisis y la posterior realización de cortometrajes y documentales propuestos por niños y jóvenes en edad escolar, vendría a fomentar la promoción de todo tipo de valores y el conocimiento en torno a otra forma de expresión, tal y como lo constituye el lenguaje cinematográfico. 

De modo que, la proyección y recepción intencional de películas, seguida de sus respectivos procesos de análisis y la posterior realización de cortometrajes y documentales propuestos por niños y jóvenes en edad escolar, vendría a fomentar la promoción de todo tipo de valores y el conocimiento en torno a otra forma de expresión, tal y como lo constituye el lenguaje cinematográfico.


EN CONCLUSIÓN
La Asociación Civil Expresión Ixoye inició en 2010 el FICAIJ, en Mérida, Venezuela. Este Proyecto de Investigación integra distintas disciplinas y procura no quedarse en el esquema de un Festival tipo evento de farándula ni tan siquiera en el de aquellos eventos que se limitan a realizarse una única vez al año, pasando sin dejar rastros ni impacto verdadero. Ambos modelos se hacen insuficientes a los propósitos que manifestamos en el planteamiento de este Festival, pues el mismo pretende ser uno que dure un año escolar entero, dividido en distintas etapas o fases que van desde intervención en instituciones educativas con talleres de formación audiovisual, realización de audiovisuales con niños, niñas y jóvenes en edades escolares y un encuentro regional, nacional e internacional de realizadores jóvenes o fase festival. Todo ello con el fin de dar atención a edades de la sociedad que han sido descuidadas por mucho tiempo.

Dice Jean Jacques Rousseau: “La infancia tiene sus propias maneras de ver, pensar y sentir; nada hay más insensato que pretender sustituirlas por las nuestras”.

Mérida, Venezuela
Grupo de Artes Escénicas y Audiovisuales Expresión Ixoye